Descubre cómo hacer abono de té casero con los restos de primavera para nutrir tus plantas de jardín al máximo

Contacta e infórmate

Descubre cómo hacer abono de té casero con los restos de primavera para nutrir tus plantas de jardín al máximo

mantenimiento de jardines en girona y barcelona

Cómo hacer abono de té de restos de jardín de primavera para tus plantas de jardín

Cada primavera, después de haber limpiado los restos de jardín, todos esos restos pueden convertirse en un valioso recurso para nuestro jardín. Si quieres enriquecer el suelo de tu jardín y darles a tus plantas los nutrientes que necesitan, hacer tu propio té de restos de jardín es la solución que buscas.

¿Qué es el té de restos de jardín?

El té de restos de jardín es un abono líquido rico en nutrientes que se obtiene de la fermentación de restos de plantas del jardín en agua. Es una forma fácil y económica de reciclar los restos del jardín y transformarlos en un abono natural que puedes aplicar directamente en tus plantas de jardín.

Cómo hacer té de restos de jardín

Para hacer abono de té de restos de jardín, necesitas restos de plantas, agua y un recipiente.

Paso 1: reúne los restos del jardín

Recolecta los restos de podas, hojas secas y otras partes de plantas que hayas sacado de tu jardín. Es importante tener una buena cantidad de restos, ya que necesitarás una proporción de 1:4 de restos y agua.

Paso 2: prepara el recipiente

Elige un recipiente de plástico o metal con tapadera que pueda contener la cantidad necesaria de agua. Asegúrate de que el recipiente esté limpio y que no haya residuos de productos químicos.

Paso 3: coloca los restos en el recipiente

Coloca los restos en el recipiente y añade agua suficiente para cubrirlos. Es importante que los restos estén bien sumergidos y que no queden partes expuestas al aire.

TE INTERESA  Aprende cómo utilizar el estiércol de caballo como el mejor fertilizante para tus árboles de jardín

Paso 4: tapa el recipiente

Cierra bien el recipiente para evitar que entren mosquitos y otros insectos. Deja el recipiente en un lugar fresco y oscuro, como un cobertizo o un sótano. El té de restos de jardín tardará de 3 a 4 semanas en fermentar, por lo que debes mantenerlo por un tiempo antes de su uso.

Paso 5: filtra el té

Una vez que haya transcurrido el tiempo de fermentación, retira los restos de las plantas y filtra el líquido resultante. Verás que tiene un color marrón oscuro y un olor fuerte. Sin embargo, no te preocupes, es el abono que sus plantas necesitan.

Aplicación del té de restos de jardín

El té de restos de jardín es tan fácil de aplicar como de hacer. Simplemente riega tus plantas con el líquido. Sin embargo, es importante diluir el té de restos de jardín con agua en una proporción de 1:10 antes de aplicarlo a tus plantas para evitar el exceso de nutrientes.

Conclusión

Hacer abono de té de restos de jardín es una forma fácil y económica de enriquecer tu jardín y de darle a tus plantas los nutrientes que necesitan. Además, es una excelente manera de reciclar los restos de podas y de otras partes de plantas que puedes recolectar en tu jardín. Si quieres cuidar tu jardín como todo un experto, ¡prueba con el té de restos de jardín!

Productos relacionados

Si deseas más información sobre productos para la elaboración de abonos líquidos, puedes consultar nuestra sección de abonos y fertilizantes.

Los productos más vendidos

TE INTERESA  Los mejores consejos para mantener y afilar tus herramientas de corte de jardinería

Título sugerido: Cómo hacer abono de té de restos de jardín para nutrir tus plantas de forma natural.

Deja un comentario