Prevención y tratamiento eficaz de la pudrición del cuello en los árboles frutales: Guía completa para evitar la pérdida de cosecha

Contacta e infórmate

Prevención y tratamiento eficaz de la pudrición del cuello en los árboles frutales: Guía completa para evitar la pérdida de cosecha

mantenimiento de jardines en girona y barcelona

¿Qué es la pudrición del cuello?

La pudrición del cuello es una enfermedad que afecta a los árboles frutales y que puede ser muy perjudicial para la producción de frutas. Se trata de la pudrición de la parte inferior del tronco y las raíces, que se produce por la acción de hongos del suelo.

Síntomas de la pudrición del cuello

Los síntomas de la pudrición del cuello pueden variar según el tipo de árbol, pero en general se caracterizan por la aparición de manchas húmedas en la base del tronco y la caída prematura de hojas y frutas. También es común observar un debilitamiento general del árbol y un crecimiento reducido.

En casos graves, puede producirse la muerte del árbol, especialmente si no se toman medidas para controlar la enfermedad.

Prevención de la pudrición del cuello

La prevención de la pudrición del cuello es fundamental para garantizar la salud de nuestros árboles frutales. Algunas medidas que podemos tomar son:

  • Plantar árboles en suelos bien drenados, evitando zonas donde hayan crecido árboles afectados por la enfermedad.
  • Mantener el suelo alrededor del árbol libre de maleza y otros restos vegetales, que pueden favorecer el crecimiento de hongos.
  • No regar en exceso, ya que la humedad también favorece la aparición de la enfermedad.
  • Utilizar abonos orgánicos, que mejorarán la calidad del suelo y aumentarán la resistencia del árbol.

Tratamiento de la pudrición del cuello

Si ya hemos observado síntomas de la pudrición del cuello en nuestro árbol frutal, es importante tomar medidas de inmediato para evitar que la enfermedad se propague y cause daños mayores. Algunos tratamientos que podemos utilizar son:

  1. Eliminar la tierra alrededor de la base del tronco, para exponer las raíces afectadas.
  2. Cortar las raíces afectadas con una tijera de podar limpia y desinfectada, asegurándonos de que no queden restos infectados.
  3. Cubrir la herida con un fungicida específico para la pudrición del cuello, para evitar que entren nuevos hongos.
TE INTERESA  Mejora el crecimiento de tus plantas de jardín con los mejores consejos para fertilizar con restos de té

Importante:

Es fundamental actuar con rapidez y determinación ante la pudrición del cuello, ya que cuanto más tiempo dejemos pasar, mayor será el daño que causemos a nuestros árboles frutales. Si estamos en duda sobre la gravedad de la enfermedad, es recomendable consultar con un especialista en jardinería o agronomía.

Derechos reservados © 2021

Deja un comentario