Descubre cómo hacer abono de té con restos de jardín de invierno para nutrir tus plantas de jardín de forma natural

Contacta e infórmate

Descubre cómo hacer abono de té con restos de jardín de invierno para nutrir tus plantas de jardín de forma natural

mantenimiento de jardines en girona y barcelona

Aprende a hacer abono de té con restos de jardín de invierno para tus plantas de jardín

Si eres un amante de la jardinería, seguramente sabes que la alimentación de tus plantas es fundamental para que crezcan fuertes y saludables. El abono de té es uno de los fertilizantes más populares entre los aficionados debido a su compostura natural y económica. En este artículo, te explicamos cómo hacer abono de té con restos de jardín de invierno para tus plantas de jardín.

¿Qué es el abono de té y por qué es beneficioso?

El abono de té es un fertilizante natural hecho de restos de plantas, como hojas y tallos, que se dejan fermentar en agua durante varias semanas. El resultado es un líquido rico en nutrientes que puede ser usado para regar las plantas. El abono de té es beneficioso para tus plantas porque:

  • Mejora la fertilidad del suelo.
  • Estimula el crecimiento de las plantas.
  • Reduce la necesidad de pesticidas y fertilizantes químicos.
  • Mejora la calidad de las hojas y las flores.
  • Es económico y fácil de hacer en casa.

¿Cómo hacer abono de té con restos de jardín de invierno?

Aquí te dejamos una lista de los materiales que necesitarás:

  • Restos de jardín de invierno (hojas, ramitas, flores marchitas, etc.)
  • Un recipiente grande y profundo (preferiblemente de plástico)
  • Agua de lluvia o agua sin cloro
  • Una bolsa de tela o malla para filtrar el líquido

Una vez que hayas reunido los materiales, sigue estos pasos:

  1. Coloca los restos de jardín de invierno en el recipiente grande y profundo.
  2. Añade agua hasta cubrir los restos (más o menos 10 litros).
  3. Deja reposar el recipiente durante 3 semanas.
  4. Después de este tiempo, filtra el líquido en una bolsa de tela o malla y descarta los restos. El líquido resultante será tu abono de té.
  5. Guarda el abono de té en un lugar fresco y oscuro hasta que lo vayas a usar.
TE INTERESA  Descubre las plantas ideales para climas con alta humedad relativa

¡Y eso es todo! Ya tienes tu propio abono de té hecho con restos de jardín de invierno listo para regar tus plantas.

Conclusión

Aprender a hacer abono de té con restos de jardín de invierno para tus plantas de jardín es fácil y divertido. Además, estarás haciendo un gran favor a tu jardín y al medio ambiente al utilizar fertilizantes naturales y reducir el uso de pesticidas y fertilizantes químicos. Anímate a probarlo y comparte tus resultados con nosotros. ¡Buena suerte!

Deja un comentario